Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Corpus]Indudablemente, la Cruz no tendría sentido si en ella no se hubiera gestado el Sacrificio Redentor del mundo. La Eucaristía instituida por el propio Jesucristo en su Ultima Cena, se hizo patente en las maderas de la Cruz y de forma incruenta en el Altar cada vez que se celebra la Santa Misa. Adherido a la Santa Cruz, nuestra Hermandad profesa desde muy antiguo la devoción a la Sangre de Cristo, pues nuestra Imagen, a modo de metafórica Custodia Eucarística, representa en su rojo terciopelo la Preciosa Sangre del Redentor.

Creemos pues, firmemente que en el Cáliz se halla real y verdaderamente presente el CUERPO, SANGRE, ALMA Y DIVINIDAD de Cristo, lo mismo que en la Sagrada Forma. Es por ello que en la solemnidad del Corpus Christi, nuestra Hermandad tenga ese día como fiesta principal en la que se adora a nuestra Titular, la Sangre de Cristo, real y verdaderamente presente en la Custodia.